Estas leyendo
Los títulos de propiedad de Telmex que Salinas y Slim han ocultado

Los títulos de propiedad de Telmex que Salinas y Slim han ocultado

blank

El entonces IFAI ordenó se me entregarán los documentos que acreditan la enajenación de los títulos representativos del capital social del Gobierno federal en la empresa pero las órdenes del ex presidente Carlos Salinas y de Carlos Slim eran precisas: jamás se entregará esa información que evidenciaría su “sociedad” pactada desde 1989.

Autor: Norberto Vázquez


Hace unos años, su servidor, y la entonces comisionada de Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), Jaqueline Peschard, desarrollamos un largo proceso de petición de información en contra de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), y más tarde, contra la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel). El requerimiento: el contrato de compra-venta realizado en 1990 entre el Gobierno mexicano y el magnate, Carlos Slim Helú, para adquirir la entonces firma paraestatal, Teléfonos de México (Telmex) e incorporarla como parte de Grupo Carso.
Después de un largo proceso de cerca de siete meses, que en breve explicaré, la información jamás se entregó a pesar de que el resolutivo del entonces IFAI, fue que la documentación se entregara. Entonces, supimos, la comisionada ponente y este reportero, por rumores radio pasillo dentro del gobierno que ni lo “intentáramos” para “ventilar esta información”, las órdenes del ex presidente Salinas de Gortari, y de empresario libanés, Slim Helú, eran precisas: jamás se entregará esa información que los compromete como “socios”.

La petición primera, fue dirigida a la STC y era directa sobre el contrato de compra-venta, éste, efectivamente no existía, y ahí, comenzó un verdadero dilema jurídico que poco se sabe de cómo fue la transacción para la venta de la empresa telefónica. Nunca hubo un contrato, lo que sí, un traspaso del capital accionario que representaban en papales de valores (acciones) a toda la infraestructura en bienes con que contaba Teléfonos de México.

La Subsecretaría de Comunicaciones y la Dirección General de Política de Telecomunicaciones y Radiodifusión, me declararon que no existe tal documento. En la respuesta, se me aclaró que la SCT otorgó a Teléfonos de México con fecha 10 de marzo de 1976, un título de concesión, con vigencia por 30 años, para construir, operar y explotar una red de servicio telefónico público.

El 10 de agosto de 1990, en virtud de que el Gobierno federal consideró conveniente dejar de tener la participación mayoritaria en el capital social de dicha empresa, modificó los términos y condiciones de esa concesión, y por ello, el Poder Ejecutivo no celebró un contrato de compra venta con una persona física o moral, a efecto de vender la paraestatal.

Ya asesorado, volví a la carga. Ahora, la petición fue dirigida a la Cofetel, donde presuntamente se hallaba la documentación, esta vez el requerimiento eran los “documentos que acrediten la enajenación de los títulos representativos del capital social del Gobierno federal en la empresa Telmex”. Esta vez, no podía herrar, ya sabía el contexto y el mudus operandi con que Salinas y Slim fueron aconsejados para llevar a cabo esta venta.

Dio resultado, y el IFAI, ordenó a la Cofetel, buscar los documentos que acrediten la enajenación de los títulos representativos del capital social del gobierno federal en la empresa Telmex, en 1990 y, en su caso, entregar dicha información.

En respuesta, la Cofetel declaró una vez más la inexistencia de la información. Este reportero, impugnó esta respuesta, y presenté un recurso de revisión ante el IFAI, que fue admitido y turnado a la ponencia de la comisionada presidenta Jacqueline Peschard. Después de meses, se dio la ponencia de Peschard.

Ahí, se reveló, que los títulos representativos del capital social de Teléfonos de México fueron firmados el 13 de diciembre de 1990 por el Gobierno federal, por conducto de la SHCP, con Grupo Carso; Southwestern Bell International Holdings Corporation, y France Cables Et Radio. Ese fue el único dato trascendental, la información completa, nunca se entregó.

Te puede interesar
Finalmente Morena miente, traiciona y muy posiblemente roba y la muestra de ello es que cada vez son más los decepcionados que optan por otras alternativas políticas genuinas y honestas.

Se hicieron efectivos los trascendidos y tanto la SCT como la Cofetel, nunca otorgaron ninguna información sobre la venta de Telmex. Los Carlos (Salinas y Slim) nunca entregarán una información que presumiblemente los evidencie con socios: las malas lenguas dentro del gobierno, aseguran que Carlos Salinas de Gortari tiene una importante participación accionaria en la ahora firma privada Telmex-Telcel.
Acuerdo supuestamente promovido desde 1989, como fundamento central, para vender Teléfonos de México, a Carlos Slim Helú.

Para llevar…

La zacapela en Morena entre Dolores Padierna y René Bejarano contra Alejandro Rojas Díaz Durán está de pronóstico reservado. Le pedí un comentario a Rojas del ¿por qué la molestia del matrimonio bejarano? Esto contestó: “Apenas está iniciando la investigación de la UIF, y el punto es, que si surge algún nexo comprobable del nombre de Bejarano con la mafia rumana, modificará absolutamente la correlación de fuerzas en la Ciudad de México. Se precipitaron Claudia Sheinbaum y Santiago Nieto, porque puede ser que existan declaraciones ministeriales en la FGR. Quedarían muy mal parados, y quemados, ante la opinión pública que creerá que quisieron protegerlo. Pero de que sigue siendo un hampón de política, lo sigue siendo. Como dice AMLO: chango viejo no aprende maroma nueva; al contrario, se hacen más mañosos”.

Suscríbete a nuestro canal de Youtube y síguenos en nuestras redes sociales, Instagram y Facebook

obet


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados