Estas leyendo
Mensaje dominical 6 de junio: Ya va a ser arrojado el príncipe de este mundo

Mensaje dominical 6 de junio: Ya va a ser arrojado el príncipe de este mundo

Mensaje dominical 6 de junio

Mensaje dominical 6 de junio por Monseñor Pedro Pablo Elizondo Cárdenas / Obispo de la Diócesis de Cancún-Chetumal

Mensaje dominical 6 de junio: Ya va a ser arrojado el príncipe de este mundo
Mensaje dominical 6 de junio: Ya va a ser arrojado el príncipe de este mundo

1.-Al ver que Jesús hacía tantos milagros y curaciones y que todo el pueblo le seguía y escuchaba con agrado, los escribas, cegados por su envidia y dureza de corazón, decían que Jesús estaba endemoniado. Acusaban a Jesús de expulsar a satanás en nombre del mismo satanás. Pero Jesús se defiende y aclara que eso es totalmente absurdo y que es por dedo de Dios que él puede expulsar a satanás. Satanás no se puede expulsar así mismo. A veces nuestra miseria humana y nuestra ignorancia junto con nuestras envidias y pasiones desordenadas, nos pueden nublar la vista del corazón y confunden nuestra visión hasta ver lo malo como bueno y lo bueno como malo.

Muchas veces nuestro propio criterio u otra persona o el mismo demonio nos hace ver como bueno lo que Dios no juzga como tal. Nos encontramos cosas que tienen una falsa apariencia de virtud y otras que tienen falsa apariencia de vicio. Y engañada la visión de nuestro corazón, no discierne las apariencias de la verdad esencial y ve y siente lo malo como bueno y lo bueno como malo.

 

2.-“Examinen los espíritus para ver si vienen de Dios” (1 Jn. 4,1). En este mundo de confusión en que nos ha tocado vivir, necesitamos tomar muy en cuenta la recomendación del apóstol Juan. Examinar los espíritus para ver si vienen de Dios o vienen del diablo. No todo lo que parece bueno es bueno. Ni todo lo que parece malo es malo. No porque lo hagan todos es bueno. No porque nadie lo haga es malo. En este mundo de tanta fake news, es necesario agudizar nuestro sentido crítico, es necesario afinar nuestro discernimiento de los espíritus ¿cómo saber si los espíritus vienen de Dios o vienen del demonio? Hay algunos signos muy claros: la paz interior, la humildad, la obediencia, la tolerancia.

Los santos siempre han sido intransigentes consigo mismos y muy benévolos y tolerantes con los demás. Donde hay paz, ahí está el espíritu de Dios. En donde hay soberbia ahí está el espíritu de Satanás. Donde hay encubrimiento y mentira, ahí está el mentiroso y padre de la mentira. El que obedece nunca se equivoca y siempre lo bendice Dios. Buscar siempre hacer la voluntad de Dios por encima del propio gusto.

TE PUEDE INTERESAR: Santa Cruz, Patrona de la Diócesis de Cancún-Chetumal

3.-“El demonio anda suelto como león rugiente buscando a quien devorar” (1Pedro 5, 8). Frente a las posiciones diabólicas se dan todo tipo de reacciones, hay quien piensa que son situaciones psicológicas o de enfermedades mentales. Hay quien piensa que la maldad es una condición humana y no entidad. Hay quien ve al demonio debajo de todas las piedras y hay quien no quiere ver el demonio por ningún lado. Otros lo tienen como un tabú del que no se habla. Pero lo cierto es que Jesús, se topó muchas veces con el demonio, lo expulso de muchas personas y nos enseñó a luchar contra él para no caer en sus garras.

Te puede interesar
Playa del Carmen, reconocido como uno de los destinos turísticos más populares de México, se enfrenta a una grave crisis tras el paso del huracán Beryl.

La acción del demonio no solo es extraordinaria en forma de posesión, vejación o infestación sino también ordinaria en forma de tentación. Frente al demonio en cualquiera de sus formas, la actitud de Cristo, siempre fue tajante: “apártate de mí satanás”.  Nunca quiso jugar con la tentación ni dialogar con el demonio, siempre usó la Palabra de Dios como espada del espíritu para combatirlo y vencerlo. Pidámosle al Señor la luz del Espíritu Santo para poder discernir las cosas que vienen de Dios y las que vienen del espíritu satánico. No nos dejemos engañar por el mentiroso y padre de la mentira. Siempre podemos vencerlo con la espada de la Palabra de Dios. Amén.

Suscríbete a nuestro canal de Youtube y síguenos en nuestras redes sociales, Instagram, TwitterFacebook

 

magaly

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados