Estas leyendo
El que encuentra un amigo encuentra un tesoro: Mensaje Dominical

El que encuentra un amigo encuentra un tesoro: Mensaje Dominical

blank
Monseñor Pedro Pablo Elizondo Cárdenas/ Obispo de la Diócesis de Cancún-Chetumal

1.-La amistad es un valor sumamente apreciado en la Biblia y entre los hombres: “El amigo fiel es seguro refugio, el que lo encuentra ha encontrado un tesoro. El amigo fiel no tiene precio, no hay peso que mida su valor” (Ecle. 6,14). Los verdaderos amigos se tienen plena confianza y no temen abrir su corazón de par en par el uno al otro. Se cuidan en todo momento y están al pendiente el uno del otro. Los amigos en el momento de la tribulación son consuelo y apoyo seguro. Los verdaderos amigos son capaces de compartirlo todo y de acompañarse sobre todo en la enfermedad. Los verdaderos amigos son para siempre.

2.-Cristo amo a sus discípulos como el Padre le amó a Él con un amor profundo, incondicional, fiel y de amistad. Y nada quería más de sus discípulos que permanecieran en ese amor de amistad que Él les manifestaba.

Para que se mantuvieran fieles a su amistad, les dio sus mandamientos y sus palabras “el que me ama cumplirá mi palabra y mi Padre le amará y vendremos a él y haremos en la nuestra morada” (Jn. 14, 23). Pero entre todos los mandamientos el más importante y propio de Él fue el amarse los unos a los otros como Él les había amado. Les dejó bien claro que la medida del amor más grande es no tener medida. Pues consiste en dar la vida por los amigos. Cristo fue el amigo más grande y fiel pues dio su vida entera por sus amigos. Para demostrarme su amistad dio su vida en la Cruz por mí. Para demostrarle mi amistad solo me pide guardar sus mandamientos.

3.-Encontrar un amigo es encontrar un tesoro. Pero encontrar a Cristo como amigo, es encontrar el gran tesoro escondido del Evangelio por el cual, bien vale la pena vender todo lo que tenemos para comprar el campo y poseer el gran tesoro escondido. El fruto de este hallazgo, es una gran alegría. Y el fruto de conservar este tesoro escondido, es poseer la alegría plena. Él ya me escogió como amigo, antes de que yo le escogiera a Él.

Ahora me toca a mí no perder su valiosa amistad. De mi depende cumplir su palabra para conservar y asegurar su amistad. ¿Cuáles son los obstáculos que me pueden impedir ser amigo íntimo y fiel de Cristo? Tal vez el ego sea el peor enemigo de esta amistad. ¿Qué cosas debo vender para poder comprar el campo donde se encuentra el tesoro escondido? ¿Tal vez necesito vender mi pereza, mi soberbia, mi lujuria, mi falta de fe y confianza en Dios? Vale la pena ser amigo de Jesús pues Él me escogió primero y nadie me ha amado como Él. Él es el amigo que nunca falla.

4.-En este día, víspera del día de las madres. Felicitamos de todo corazón a todas las madres que nos dan luminoso testimonio del amor más grande, dando la vida por sus hijos. Dios nos dio una Madre para que nunca olvidáramos el amor de Dios Padre. Dios nos dio una Madre para que al ver su rostro no olvidáramos el amor del Padre. Como alguien dijo: como Dios nos podía estar en todas partes se inventó a las madres. Y nunca olviden que su misión no es poblar la tierra sino poblar el cielo con sus hijos. ¡Feliz Día de la Madre!

Te puede interesar
Titular de SEFIPLAN y senador electo, se divierte en España mientras huracán Alberto hace estragos en Q. Roo

Lee también: “Dar más fruto”: Mensaje dominical

Suscríbete a nuestro canal de Youtube y síguenos en nuestras redes sociales, Instagram, TwitterFacebook

magaly


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados