Estas leyendo
Pipas extraen agua para usarla en el Tren Maya en Quintana Roo

Pipas extraen agua para usarla en el Tren Maya en Quintana Roo

blank

Ejidatarios denuncian que todos los días, entre cinco y 10 pipas se surten de agua sin tener un permiso o concesión de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), por lo que se solicito a las autoridades de la delegación estatal de la Comisión Nacional del Agua para que nos hablara al respecto, y saber si dichas pipas cuentan con un permiso o concesión para extraer el líquido, pero no hubo respuesta.

 

Se sabe por medio de los mismos ejidatarios que son contratistas de las obras del obras del Tren Maya los que han extraído miles de metros cúbicos de agua del estero (terreno pantanoso) Chac, en la comunidad de Huay Pix, a unos 15 kilómetros de la capital de Quintana Roo, al final de la calle Venustiano Carranza, en la que hay un acceso público y sin vigilancia a la laguna; La Ley de Aguas Nacionales, en su artículo 119, párrafos tres y cuatro, establece que es delito federal explotar, usar o aprovechar aguas nacionales en volúmenes mayores a los autorizados en los títulos respectivos o en las inscripciones realizadas en el Registro Público de Derechos de Agua, también, ésta misma ley señala que sancionará a quien ocupe o aproveche vasos, cauces, canales y zonas federales, zonas de protección y demás bienes a los que se refiere el artículo 113 de esta Ley, sin el título de concesión y los permisos correspondientes.

Desde hace años, la Conagua no ha otorgado permisos o concesiones a restauranteros y hoteleros de la zona, justificándose en que no los pueden dar por protección hídrica, aunque omite revisar o inspeccionar las actividades de los piperos, desafortunadamente dichos contratistas arriba mencionados, si tienen la autorización de extraer agua, pero decenas de empresarios turísticos de la zona no pueden, a para ellos si no hay permisos de utilizar el agua del estero para sus actividades.

Te puede interesar
blank

Eliza Ongay


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados