IMSS QR invita a pacientes recuperados de Covid-19 a donar plasmas

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Quintana Roo continúa invitando a pacientes que han superado la COVID-19 a que se conviertan en donadores de plasma convaleciente, mediante el protocolo que inició en este estado en mayo pasado, y que a la fecha se ha registrado 46 voluntarios, de los cuales 18 han sido efectivos.

La Doctora Xóchitl Refugio Romero Guerrero, representante del IMSS en la entidad, afirmó que es una noble acción por parte de los donadores, un acto solidario después de haber experimentado en carne propia la enfermedad.

Mencionó que el Instituto fue la primera institución del país certificada para hacer uso de plasma convaleciente, como tratamiento experimental para pacientes con COVID-19 en condiciones graves, y que busca disminuir la mortalidad y el desarrollo de complicaciones en estos pacientes.

Esta Oficina de Representación inició con el procedimiento de aféresis de plasma convaleciente luego de adherirse al protocolo institucional; el 28 de mayo se llevó a cabo en el Banco de Sangre del Hospital General Regional (HGR) No. 17, en Cancún, la primera toma de plasma de un paciente recuperado.

Este protocolo tiene como objetivo recolectar plasma de pacientes que se han recuperado de SARS-CoV-2, debido a que este componente sanguíneo contiene una carga importante de anticuerpos.

Por su parte la Doctora Romero Guerrero precisó que en el caso de los donadores de plasma, al ser un hemoderivado, se tiene que cumplir con cada requisito que establece la Norma Oficial Mexicana para la disposición de sangre y sus componentes, a fin de garantizar la obtención de sangre segura y libre de enfermedades.

Agregó que la persona debe estar curada del virus y cursar entre el día 14 y 30 posterior al inicio de síntomas. Los interesados en donar plasma convaleciente pueden acudir al Banco de Sangre del HGR No. 17.

La titular del IMSS indicó que el Instituto realiza una serie de estudios y análisis estadísticos entre los pacientes que han recibido el plasma, a fin de elaborar un documento científico y presentarlo a finales de este año a las autoridades nacionales, respecto a la utilidad de este protocolo para salvar vidas.